Rostros Ocultos

En Ecuador hay muchas historias escondidas que merecen ser escuchadas. Para mantener viva la tradición de un pueblo se lucha a diario. Cada mañana alguien se levanta para brindar experiencias y otro para adquirirla. Lo cultural no se pierde porque hay personas que deciden mostrar su rostro oculto, enseñar, compartir y hablar. El aprendizaje va más allá de lo palpable y lo cotidiano puede convertirse en la escuela más grande. Estas cuatro historias a continuación son la muestra de lo que hay en un país multidiverso.